ar
ar
Alejo Reinoso fotografía

Un hombre con la enfermedad del espíritu. Un hombre que perdió en 2 baúles sus colecciones botánicas y manuscritos de 10 años de trabajo. Un hombre avergonzado de la humanidad trágica a la que perteneció. Un hombre justo con los que más necesitaban. Un hombre solitario. 

Los académicos de la Misión Geodésica que viajaron junto a Joseph de Jussieu, nunca sospecharon de que éste no concluiría la publicación de su obra. Ninguno se encargó de duplicar sus resultados, confiaron en el trabajo de aquel científico que no le importaba adentrarse solo a las montañas y valles  en busca de catalogar todo lo que se le presentaba en sus viajes. Nadie se esperaba.  Un estudio sobre la quina del que él formó parte, fue presentado y firmado por La Condamine.  

Jussieu tenía un carácter depresivo, enfermo de espíritu, que quizá fue su razón de los viajes en solitario, de sus encierros, de la cercanía a los más débiles cuando atendió a enfermos de viruela en Cuenca o trabajó junto a mineros en Potosí, siendo uno de los últimos miembros de la Misión Geodésica en regresar a su país. 

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

La planta que se ha arrancado

De su terreno nativo,

Muere, perdiendo aquel suelo,

Y a quien debió su cultivo:

Así también yo, arrancado

Del propio suelo patricio,

Daré la vida, perdiendo

El terreno en que he nacido.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Despedida de Quito

Romance

P. Mariano Andrade